Olga Beatriz Flores Ledesma

January 7, 2020

 ¨Comencé a vivir realmente, cuando me descubrí como un ser de luz teniendo una experiencia humana”

 

Mi despertar no fue tan rápido, tuvieron que pasar muchas cosas hasta llegar a la noche oscura del alma y poder ahí, solo allí vislumbrar en mi interior esa radiante luz que lo ilumina todo y por fin entender que vine a ser feliz mientras evoluciono espiritualmente.

 

Sí, soy una mujer feliz!!! y trato de disfrutar de todas las pequeñas y grandes cosas que me regala Dios cada día de mi existencia.

 

Pero para ser feliz me ha tocado educar mi mirada, para esforzarme por ver siempre lo positivo de todo, las oportunidades en las necesidades y la valía de todas las personas.

 

Trabajo permanentemente en vencer mis miedos y sacudir mis temores, tomar los retos con alegría y mantener la firme convicción que pase lo que pase siempre saldré victoriosa.

 

Deseo fluir con la vida, abandonarme a lo perfecto y correcto para mí, abrir mis brazos dispuesta a recibir todos los regalos que el Universo me trae.

 

Me gusta leer. Me fascina lo que me ayude en mi superación personal y en mi evolución espiritual, porque así podré sembrar mucho para cosechar mucho.

 

Entiendo que dando es que uno recibe, que Vivir para uno mismo vale muy poco. Vivir para dar, sonreír para alegrar, esperar para encontrar, es la esencia de la vida, porque buscando el bien del prójimo es que uno encuentra el propio.

 

Estoy convencida que no hay más alta distinción que la de servir a los demás, dándonos con amor en cada acto generoso de nuestro corazón. Me siento muy bendecida y honrada por la atención que prestas a mis palabras que salen del fondo de mi corazón. Las escribo bajo la Inspiración de mi Creador, con la alegría y el contento de relacionarme contigo.

 

Mi vida como la de cualquier otro ser humano tiene matices, aromas y sabores. Gracias a Dios, a la vida, al Universo por darme tanto. Espero poder pagar en algo esta deuda de infinita gratitud. Que la Santa Divinidad bendiga siempre a mis hijos, a mi admirado esposo, a mis padres, parientes y amigos.

 

Gracias por la docencia que me permite disfrutar de la inquietud y creatividad de la juventud.

 

Gracias a ustedes por incluirme en este hermoso círculo que nos alimenta el intelecto y el alma.

 

Soy Beatriz Flores Ledesma, Ecuatoriana, Madre, Esposa, Docente con 33 años de desempeño profesional en la tarea educativa y formadora de juventudes. Difusora de los grandes valores humanos que enaltecen a los seres humanos. Hoy Embajadora de Paz, pero siempre custodia de mi propia paz interior. Dios los bendiga siempre, les abrazo fraternalmente y les dejo mi paz.

 

Investida Embajadora de la Paz ODAEE

EEUU - NYC - 21 NOV - 2019.

 


 

Share on Facebook
Share on Twitter