LA EDUCACIÓN AMBIENTAL COMO PARTE FUNDAMENTAL DE LA FORMACIÓN INTEGRAL DEL ESTUDIANTE

Autor: Carlos Manuel Vázquez A.

PROPUESTA DE INCLUIR EN EL DISEÑO CURRICULAR LA EDUCACIÓN AMBIENTAL COMO PARTE DE LA FORMACIÓN INTEGRAL EN UN PROGRAMA EDUCATIVO DE LICENCIATURA E INGENIERÍA

Abstract

Existen universidades que diseñan el futuro de la sociedad, creando nuevos conocimientos y formando a sus estudiantes en competencias tanto teóricas como prácticas con la finalidad de que sean investigadores y al mismo tiempo profesionistas exitosos, líderes y agentes de cambio; cuando esto ocurre, el desarrollo de la sociedad se basa en estas universidades. En estos momentos, nuestro planeta requiere de egresados que conozcan y valoren la importancia del cuidado del medio ambiente, que sean capaces de crear alternativas de solución factibles para enfrentar los retos ambientales presentes y futuros, que sean líderes y emprendedores integrales en la conservación del medio ambiente para la preservación de las especies, entre ellas la especie humana.

El presente trabajo tiene como objetivo proponer la inserción de al menos dos asignaturas de Educación Ambiental en TODAS las carreras de licenciatura e ingeniería que sean parte de la formación integral del estudiante y que tengan créditos académicos dentro del diseño curricular.

Introducción

Cuando las universidades aportan a la sociedad egresados que sean útiles para su desarrollo armónico, podemos afirmar que están cumpliendo con su misión en la sociedad, las habilidades, actitudes y sobretodo los valores en el cuidado del medio ambiente, son vitales en este momento histórico de la humanidad. Las universidades normalmente realizan dos tipos de funciones en la sociedad, hay universidades que se dedican a trasmitir el conocimiento creado y con esto forman en sus estudiantes competencias teóricas que les servirán en su vida laboral, es decir, este tipo de universidades sigue a la sociedad en su desarrollo; sin embargo, y afortunadamente, existen universidades que diseñan el futuro de la sociedad, creando nuevos conocimientos y formando a sus estudiantes en competencias tanto teóricas como prácticas con la finalidad de que sean investigadores y al mismo tiempo profesionistas exitosos, líderes y agentes de cambio; cuando esto ocurre, el desarrollo de la sociedad se basa en estas universidades. En estos momentos, nuestro planeta requiere de egresados que conozcan y valoren la importancia del cuidado del medio ambiente, que sean capaces de crear alternativas de solución factibles para enfrentar los retos ambientales presentes y futuros, que sean líderes y emprendedores integrales en la conservación del medio ambiente para la preservación de las especies, entre ellas la especie humana.

De los 17 objetivos de la ONU para el desarrollo sostenible en el 2030, siete tienen relación directa con temas ambientales, sin embargo, la preservación de la especie tiene que ver con los 17 objetivos y las 169 metas.

Invito a los líderes universitarios a que desarrollen nuevos conocimientos en todas las áreas, pero sobre todo en el cuidado del medio ambiente, en la biotecnología, biodiversidad, construcción natural, derecho ambiental, entre otros muchos; a que fomente la creatividad y la innovación en su comunidad universitaria para que la sociedad progrese y conserve su hábitat, y que sean líderes que no se conformen con solamente transmitir los conocimientos ya creados, esa formación se puede hacer a través de libros o de internet, ahora es urgente incluir en los objetivos curriculares de cada licenciatura e ingeniería al menos dos asignaturas de educación ambiental.

Antecedentes

A lo largo de mi carrera como directivo del Tec de Monterrey me tocó diseñar varias carreras, creando un comité de diseño compuesto por docentes y directivos del mismo ITESM, una de las características a tomar en cuenta eran las necesidades presentes o futuras de la sociedad, de tal forma que los egresados contribuyeran al desarrollo de su comunidad para mejorarla en lo económico, en lo social, político o cultural, otra característica era cumplir con la misión del Tec para que en el perfil de egreso quedara muy claro que poseían habilidades, actitudes y valores como el aprecio por la cultura, la honestidad el liderazgo empresarial y social y el emprendimiento, y con estos insumos diseñábamos el objetivo curricular, y todos los elementos de un programa educativo que además fuera punta de lanza en la educación superior. Con 25 años de esa experiencia, en Quintana Roo me piden diseñar dos nuevos programas educativos de nivel licenciatura y con una metodología desarrollada por mí; invierto el proceso, y antes de formar un comité docente, me di a la tarea de realizar un estudio de pertinencia para conocer en campo, las necesidades sociales, empresariales y gubernamentales de la región de la Riviera Maya, uno de los aciertos más memorables, fue la formación un grupo de líderes, entre ellos directores de empresas hoteleras, líderes sociales, culturales y medioambientalistas, para que me ayudaran a establecer qué características debería tener el perfil de los egresados de las carreras que estaba diseñando, una vez que tuve esa información, entonces si conformé un comité docente que me ayudara a desarrollar el diseño curricular a través de asignaturas que aseguraran lograr el perfil deseado y que permitieran a los egresados insertarse de forma inmediata al mundo laboral.

Algunas características que pidieron los empresarios y demás participantes fue el aprecio por el patrimonio cultural de la región, el cuidado del medio ambiente, que fueran capaces de solucionar en forma sencilla problemas complejos de su área de conocimiento, la comunicación en su propio idioma y en otro idioma, la actitud emprendedora, la capacidad de síntesis, entre otras.

Es por esta experiencia que considero importante proponer la inserción de dos asignaturas de educación ambiental en el diseño curricular de las carreras de ingenierías y licenciaturas.

Empezaré entonces por algunas definiciones de educación ambiental:

1.- La educación ambiental es un proceso destinado a la formación de una ciudadanía que forme valores, aclare conceptos y desarrolle las habilidades y las actitudes necesarias para una convivencia armónica entre los seres humanos, su cultura y su medio ambiente.1

2.- La educación ambiental se define como el resultado de una reorientación y articulación de las diversas disciplinas y experiencias educativas los cuales facilitan la percepción integrada de los problemas ambientales, que busca la toma de conciencia respecto a dichos problemas, así como la puesta en práctica de varias acciones que contribuyan a la preservación del ambiente 2

3.- La educación ambiental es un proceso que comunica y suministra instrucción para preservar y cuidar el patrimonio ambiental y crear modelos de desenvolvimiento con soluciones sustentables.

En el año 1975 se creó el Programa Internacional de Educación Ambiental y, en 1977, la Conferencia Mundial sobre Educación Ambiental celebrada en Tbilisi concluyó con la incorporación de la "dimensión ambiental" en todo el ámbito educativo.

Esta orientación fue reiterada después por la Conferencia Mundial sobre Educación y Formación Ambiental UNESCO/PNUMA (Moscú, 1987) en la que se definió:

“Un proceso permanente en el cual los individuos y las comunidades adquieren conciencia de su medio y aprenden los conocimientos, los valores, las destrezas, la experiencia y también la determinación que les capacite para actuar, individual y colectivamente en la resolución de los problemas ambientales presentes y futuros.3

Propuesta:

El presente trabajo tiene como finalidad proponer la inserción de al menos dos asignaturas de Educación Ambiental en TODAS las carreras de licenciatura e ingeniería que sean parte de la formación integral del estudiante y que tengan créditos académicos dentro del diseño curricular.

Estas asignaturas pueden estar contenidas en el bloque de asignaturas generales o también llamadas cursos sellos, que son aquellas que caracterizan a los egresados de las universidades por ser materias obligatorias en todas las carreras y que además permiten a los estudiantes llevar clases con compañeros de otras licenciaturas e ingenierías, lo cual desarrolla habilidades de trabajo en equipo multidisciplinario, una eficiente red de capital relacional, aprendizaje colaborativo, entre otros; estas asignaturas pueden ser las matemáticas, la redacción o escritura y comprensión de textos, el idioma inglés, la ética, la lógica, entre otras, y con esta propuesta EDUCACIÓN AMBIENTAL I Y EDUCACIÓN AMBIENTAL II.

La propuesta de que sean dos asignaturas tiene que ver con la intención de que la materia de Educación Ambiental I, tenga entre sus objetivos académicos la introducción general al cuidado del medio ambiente, por ejemplo el tema de Conciencia y sensibilidad ante el ambiente y los desafíos ambientales, conocimiento y entendimiento del ambiente y los desafíos ambientales, actitudes de preocupación por el ambiente y de motivación por mejorar o mantener la calidad ambiental, entre otros.4

La materia de Educación Ambiental II, tendrá como objetivo académico la especialización en el área de conocimiento sobre temas específicos medioambientales de cada licenciatura o ingeniería, en donde se desarrollen competencias teóricas para identificar y contribuir a resolver los desafíos ambientales, así como competencias prácticas con la participación en actividades comunitarias que contribuyan a resolver los desafíos ambientales

Un reto cercano, no futuro

El reto cercano y que se ha vuelto urgente para la humanidad, es poner en práctica los 17 objetivos de la ONU para el Desarrollo Sostenible, la educación ambiental ha sido reconocida internacionalmente como un elemento esencial para conseguir esos 17 objetivos de la ONU, y se ha vuelto también un reto para la sociedad. Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo. Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible. Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades. Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos. Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas. Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos. Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos. Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos. Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible, y fomentar la innovación. Reducir la desigualdad en y entre los países. Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles. Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles. Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos

Acercar el tema del cambio climático. Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible. Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar los bosques de forma sostenible, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y poner freno a la pérdida de la diversidad biológica. Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles, y fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible ya no deben verse como una buena intención, sino como un verdadero reto para implementar medidas inmediatas.

Conclusión

“La Educación ambiental es el arma fundamental para la transformación social hacia un futuro sostenible”, dice Javier Benayas, profesor de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid, para quien “hay que hacer más y teorizar menos, ya que hasta ahora puede que la Educación ambiental haya hecho más hincapié en el prospecto que en la cura”. 5

La propuesta de incluir dos asignaturas curriculares de EDUCACIÓN AMBIENTAL en todas las licenciaturas e ingenierías en las universidades latinoamericanas, tiene como objetivo sensibilizar a nuestros futuros profesionistas sobre el cuidado del medio ambiente, el cambio climático, las energías limpias y renovables, la construcción natural, la permacultura, la biotecnología, el derecho ambiental, entre otros muchos temas medioambientales, y además facilitar competencias teóricas y prácticas que permitan tomar conciencia de la importancia de cuidar nuestro entorno y el mundo como nuestra aldea global para poder tomar decisiones asertivas, de manera responsable y sostenible, que impactarán en la vida de las siguientes 7 generaciones.

Bibliografía:

1.- Recuperado el 4 de junio del 2020.- https://sma.edomex.gob.mx/educacion_ambientano

2.- Recuperado el 4 de junio del 2020. http://www.revistacoepesgto.mx/revistacoepes3/educacion-ambiental-para-la-sustentabilidad

3.- Recuperado el 4 de junio del 2020.- https://www.significados.com/educacion-ambiental/

4.- Recuperado el 4 de junio del 2020.- https://espanol.epa.gov/espanol/la-importancia-de-la-educacion-ambiental

5.-Recuperado el 4 de junio del 2020.- https://www.magisnet.com/2018/12/la-educacion-ambiental-arma-para-el-futuro-del-planeta/ y http://www.conama2018.org/web/index.php


0 vistas

ORGANIZAÇÃO DAS AMÉRICAS PARA A EXCELÊNCIA EDUCATIVA (ODAEE)

WhatsApp

+49 178 363 6732

  • Aportes de Paz
  • ODAEE
¿Preguntas? Envie su mensaje aquí o escribenos vía WhatsApp

© 2020 - 2030 ODAEE